Dehesa salmantina

El campo charro acoge las conocidas dehesas de Salamanca, un singular ecosistema, digno de admirar, en el que tiene su hogar el toro bravo. Aquí nace, crece y se determina su bravura. Las diferentes ganaderías existentes en las tierras salmantinas ofrecen al viajero y apasionado del mundo taurino la posibilidad de realizar diversas actividades en torno a este animal.

Son populares en la zona las fiestas camperas, regadas con vinos de la tierra y embutidos de la provincia, con sus capeas o los paseos a caballo, que permiten disfrutar de un entorno natural dominado por el verde.