Miliarios de la ruta de la Plata

La impronta romana se sucede a lo largo de la calzada donde se conservan tramos empedrados del pavimento original y multitud de piedras miliares. Los miliarios son columnas de cantería labrada de dos metros de altura aproximadamente, en las que figuran inscripciones que aluden al emperador y a las millas que separan la distancia del recorrido.