Gastronomía y vino

  • Flor de Sal. Salinas de Isla Cristina

    La sal de Isla Cristina está reconocida por la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía como la única que se realiza mediante  procesos artesanales, de modo que la sal líquida cuenta con yodo, calcio, flúor o magnesio, y siempre se obtiene a partir de sal virgen.
    Este es por tanto, un oficio artesanal excepcional, enclavado en un entorno natural único, en pleno Paraje Natural Marismas de Isla Cristina.

  • Fresa de Huelva

    La fresa de Huelva es un producto único que se cultiva a lo largo de todo el litoral onubense gracias a sus 248 horas de luz mensuales en primavera, así como un suelo ideal para el crecimiento de estos sabrosos frutos rojos.
    Huelva es la mejor y mayor productora europea de fresas, cubriendo además el 95% de la producción de este fruto en España.

    +info

  • DO Condado de Huelva

    Bajo esta DO se encuentran recogidos tres productos de alta calidad producidos en las tierras del Condado de Huelva, como son los vinos (blancos, tintos, generosos, etc.), vinagre y vino de naranja.
    EuroVelo 1 nos ofrecerá la posibilidad de conocer alguna de las bodegas inscritas en esta DO a su paso por la población de Trigueros o tomando un desvío hasta Bonares o Bollullos Par del Condado, epicentro de la actividad vitivinícola de la comarca.

    +info

  • Anisados de Zalamea La Real

    Considerada como la bebida favorita de los mineros, el aguardiente o “manguara”, unión de «man» (hombre) y «water» (agua) en inglés, sigue haciéndose en Zalamea La Real con una centenaria receta que ha pasado de padres a hijos gracias al aumento en la producción ocurrido en los albores del s. XX cuando las Minas de Riotinto vivieron su época de mayor esplendor.

  • DOP Jamón de Jabugo

    Jabugo es el nombre registrado por la Unión Europea que designa, protege y certifica la calidad y el origen de los jamones y paletas, elaborados en bodegas naturales de los pueblos del entorno del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, procedentes de cerdos 100% ibéricos criados y engordados en libertad en la dehesa.

    +info

  • Ruta del Vino Rioja Alta

    La Ruta del Vino Rioja Alta es el territorio centenario del vino. Se llama así porque es la región con más densidad de bodegas centenarias del mundo… Leer más

    +info

  • Menestra palentina

    Palencia disfruta de la rica gastronomía de la zona de Tierra de Campos y del Cerrato, destacando por encima de todo la sopa castellana y la menestra palentina. La huerta palentina ofrece una gran cantidad de productos: espárragos verdes, alcachofas, zanahorias, remolacha, coliflor, acelga, judía verde, berenjena, calabacín, guisantes…, que guisadas  con carne de magro de cerdo o ternera componen la menestra palentina.

  • Olla podrida

    La cocina tradicional de Burgos ha tenido en las legumbres uno de sus principales aliados. Calderón de la Barca llamaba a la olla podrida «la princesa de los guisos». El plato toma su nombre del recipiente en el que se prepara y el apellido «podrida» de la contundencia de sus ingredientes: las alubias rojas de Ibeas y todos los productos imaginables de la matanza de cerdo. Es un plato obligado en tu visita a Atapuerca en Ibeas de Juarros.

  • Morcilla de Burgos (I.G.P.)

    La elaboración de la «Morcilla de Burgos» está históricamente relacionada con la matanza casera del cerdo. En el siglo XX, la «Morcilla de Burgos» se empezó a elaborar en obradores y fábricas, siguiendo las formas tradicionales y acercándose a las recetas que han pasado de generación en generación. Presenta cualidades específicas que la hacen diferente a la obtenida en otras zonas de España y que se debe a la utilización de la cebolla horcal.

  • Calderillo Bejarano

    El calderillo Bejarano es un guiso de carne de vaca que se cocina a fuego lento con verduras, pimentón y laurel. Como su nombre indica es típico de Béjar y sus poblaciones vecinas, en la provincia de Salamanca, aunque se prepara con frecuencia en toda Castilla y Léon.

  • Ruta del Jamón de Guijuelo

    El jamón ibérico encuentra en Guijuelo, en el suroeste de la provincia de Salamanca, un microclima privilegiado para su proceso de secado y maduración. Esta ruta, además del placer gastronómico que supone la degustación del jamón y otras chacinas ibéricas, permite conocer la historia de esta producción artesanal a través de visitas guiadas y catas didácticas, entre otras actividades.

    +info

  • Hornazo

    El hornazo es un producto típico de Salamanca, una deliciosa empanada rellena de lomo fresco, chorizo y jamón, que se consume durante todo el año, aunque muy especialmente el Lunes de Aguas.